El síndrome bonitista blogueril

Estaréis de acuerdo conmigo en una cosa: hay un antes y un después en tu vida tras sumergirte de lleno en el mundo blogueril (y sobre todo si tienes uno).   Todas las cosas nuevas que empiezan a entrar en tu vida adoptan un gran carácter bonitista. Los colores pastel y el craft comienzan a configurar tu paleta cromática. Gastas más en papelería que cuando ibas al colegio (y la mayoría la tienes guardada en un cajón como oro en paño).

image

Fuente de la imagen aquí

image

Fuente de la imagen aquí

Además, hacer una foto y guardar la cámara o el móvil ya no es posible. Ahora hay que retocarla, aplicar filtros, poner marca de agua, subirla a Instagram, Pinterest…   Cocinar ya no es una tarea necesaria para cubrir una necesidad vital. Ahora es toda una experiencia. Hay que preparar los ingredientes formando una composición perfecta que poder fotografiar, retratar el paso a paso y, sobre todo, subir el resultado final a todas las redes sociales.

image

Fuente de la imagen aquí

Ni siquiera los vasos se libran de esta revolución bonitista por culpa de las tazas molonas (¿quién no tiene una taza que es su debilidad?) y ya, si es una taza personalizada, ni te cuento…

image

Fuente de la imagen aquí

Aprendes palabras nuevas que terminan siendo imprescindibles en tu vocabulario… diy, outfit, craft, knitting, handmade, washitape… Y así un largo etcétera que hace que emprender una aventura, en este mundo 2.0, sea toda una experiencia trasformadora.

Tener un blog no es llegar y besar el santo. Implica aprender, indagar, investigar… Y hacer wishlists infinitas de cosas bonitistas. Nosotros, como buenos imperfect-hipsters, también somos imperfect-blogers y aunque hacemos wishlists interminables de los bonitismos que nos gustaría poseer, de momento el tiesismo las convierte en dreamlists. Vamos, que no nos queda otra que ser de bolígrafo Bic (aunque el becario me ha salido exquisito y es más de Pilot).

¿Y tú, has experimentado la llegada del bonitismo en tu vida? ¿Cuál ha sido tu última adquisición bonitista? Cuéntanoslo todo, compártelo con nosotros y hagamos un poco de terapia.

Que tengáis un gran lunes, queridos tiesos, y si se hace un poco cuesta arriba, míralo a los ojos y demuéstrale quién es más fuerte. Pero sobre todo sonríe, que comenzar así la semana da un plus de energía (y además es de las pocas cosas gratis que nos quedan).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El síndrome bonitista blogueril

  1. es verdad!!! como han cambiado las cosas… me identifico un montón con todo 🙂 jejejejejeje me ha encantado el post

    Besines

  2. CRL19_7 dijo:

    Como te echaba de menos!!!! Que gran verdad el bonitismo pero en todas las secciones de la vida papeleria, decoracion, bodas…..buffff es una locura jejejeje un besazo!! y otro pal becario!! 😉

  3. Su dijo:

    Jajajaa que razón tienes! Mi casa está llena de Washitape, láminas ilustradas y muy pronto me verás probando chale paint…..ayyyy estoy totalmente enganchada! Besos! Su.

  4. Su dijo:

    Chalk paint! Este correctorrrrrr Muac!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s