Mi deseo de la semana

Empieza a llegar el frío, y con él llega esa época del año en el que la felicidad se mide en duchas de agua caliente.

Y sí, digo duchas, porque, muy a mi pesar, es de lo único que puedo disfrutar. Con esto de aprovechar espacios, aumentar zonas de almacenaje, etc. Las bañeras están desapareciendo de nuestras vidas (I need una bañera in my life). Y es que no hay nada como darse un largo baño de espuma (muy de vez en cuando porque somos tiesos), con buena música de fondo y la luz de unas velas.

Si a lo del frío y la añoranza sumamos que esta semana he estado en una tienda llena de bonitismos para disfrutar del baño… mis ganas aumentan por momentos.

Y es que, si caminas por el centro de Sevilla, es imposible no parar ante Lush (el olor es tan dulce que te atrae al más puro estilo zombi), una tienda dedicada a la cosmética, con un trasfondo muy hipster, green y molón. Antes de seguir quiero aclarar que la marca no  patrocina este post, lo escribo porque me apetece, porque quiero un baño de espuma y es mi obsesión de esta semana.

DSC_0809

DSC_0817

¿Qué tiene de especial esta marca?

Tiene  una política muy interesante de conservación del medio ambiente y de calidad natural de los productos. La mayoría de sus productos son sólidos (pastillas de jabón, bolas de sales de baño, etc.) con el fin de evitar el empaquetado y así contribuir a cuidar el planeta. Además, al ser sólidos, sus productos necesitan menos conservantes (o casi ninguno), por lo que son más sanos para tu piel. Sólo los productos líquidos están envasados (sus envases son reutilizables), y porque no tienen más remedio. Además, están en contra del testado cosmético con animales. Si te gustan o tienes mascotas sabrás apreciar este pequeño detalle.¡ Se puede pedir más hipsterismo!

DSC_0811

Casi les hinco el diente

DSC_0814

Champú al más puro estilo macarons

DSC_0810

DSC_0815

¡Pintalabios lleno de energía!

En Lush también son amantes del handmade, por lo que realizan todos sus productos de forma artesanal. Además, utilizan frutas y aceites de las zonas en las que se encuentran.

DSC_0813

Mi piel suplica por esa mascarilla CupCake

DSC_0816

Caundo las duchas, dejan de ser sólo ducas…

Pero claro, todo no iba a ser tan perfecto. Sus productos suelen tener un precio un poco elevado para mi gusto, por lo que comprar uno de sus productos se convierte en un pequeño-gran capricho (que dura es la vida de un tieso). Por ello yo disfruté viendo, oliendo y con la amabilidad y la gran sonrisa de sus dependientas (gracias chicas por vuestra amabilidad, así da gusto). Al final creo que me vetarán la entrada en muchas tiendas, por mirar mucho y comprar poco.

DSC_0819

Pack para regalo

DSC_0825

Para los pequeños (o no tan pequeños) de la casa

Bueno, yo seguiré disfrutando de mi ducha caliente, que no está la cosa para andar quejándose por todo.  Disfruta del miércoles, el día más hipster de la semana. Un abrazo muy fuerte a todos por seguir ahí y dibujarnos una sonrisa un día más, que es de esas pocas cosas que aún son gratis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi deseo de la semana

  1. Paniculata dijo:

    me encanta una ducha caliente y estar rato bajo el agua, pero tambien se echa de menos de vez en cuando un baño, y si ves esos productos ya te mueres de la envidia!!! jajaj

    FEliz miércoles!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s