Little big time

¿Cansad@ de llenar todas tus fines de semana de lluvia (o tiesiles)  con película y palomitas en el sofá de casa?

Antes de que salten todas las alarmas, soy superfan del plan “peli+palomitas+sofá+domingo” pero, como todo plan, cuando se repite muy a menudo termina perdiendo su encanto.

Todos hemos terminado abandonando nuestro bar preferido. Un día entras y te das cuenta de que siempre suena la misma música, siempre te rodea la misma gente y la bebida que siempre pides ya ni te gusta…Cuando la monotonía hace acto de presencia los resultados son devastadores. Pero no hay nada más fácil que romper la monotonía.

Hoy os propongo tres planes para cambiar las tardes de lluvia, para compartirlas con tus amigos y hacer algo distinto con ellos.

1. Story of a friendship

No hay nada como recordar aventuras, batallitas, anécdotas y “momentazos para la historia” con tus amigos. Las risas están garantizadas. Si a ello le añades fotografías antiguas (sí, sé que es una tortura, pero es necesario), papeles de colores, rotuladores, y todos los materiales que encontréis por casa, tenéis un planazo asegurado…

¿Aún no sabes de que se trata? El plan consite en crear un pequeño libro (al estilo scrapbooking) donde recojáis vuestra historia de amistad.

No es necesario contar con material específico para scrapbooking que, todo hay que decirlo, muy económico no es. Dad rienda suelta a vuestra imaginación y cread con todo lo que tengáis a vuestro alrededor.

2. Con las manos en la masa

Una copa de vino y un buen plato para degustar es el entorno perfecto para compartir interminables charlas con tus amigos. Lo sé, reunirte con tus amigos para cenar no es nada nuevo, pero cocinar todos juntos…

cocina-divertida

Buscad la receta de una plato que os apetezca comer (tendréis que planificarlo antes para comprar los ingredientes). Ajustaos el delantal, servid unas buenas copas de vino (ayuda a que te crezcas como chef) y adentraros juntos en el mundo de la cocina, al más puro estilo “masterchef” (oído chef, sí chef). Creedme, si lo hacéis juntos, el plato luego sabe mucho mejor. Y si andáis “poderosos” (económicamente hablando) y os podéis permitir un mini-curso de cocina para aprender a hacer sushi o algo por el estilo en casa… seréis los más cool de vuestra ciudad.

3. Together by the thread

Unir el craft, con un buen café, una tarde lluviosa y la compañía de un buen amigo, da como resultado una tarde llena de creatividad, confidencias y muchas risas. Está claro que cualquier proyecto que realicéis dará el resultado anterior, pero yo os propongo (y os adelanto) el que va a ser mi próximo proyecto craft. Y es que nunca el hilo ha dado para tanto.

Animaos a cambiar el típico palomitas+película por un planazo en casa con los amigos, probad cosas nuevas y disfrutad de la compañía, y sobre todo sonreíd… que es de las poquitas cosas gratis que nos quedan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s